SERIE DEL CARIBE: NO ES JUSTO SEGUIR JUGANDO BAJO ESE SISTEMA

caguas-2017-celebra

Por Andrés Pascual

La Serie del Caribe recién finalizada ratificó que el sistema actual de una vuelta “todos contra todos”, seguida de un partido de “muerte súbita” entre 4 clasificados, resultando dos ganadores de un juego que, por lo menos uno no debió estar en el partido semifinal, mucho menos en el final, no solo es injusto, sino inaceptable, a pesar del viejo adagio “una serie corta la gana cualquiera”, invalidado como justificación, porque el pase a la final y la victoria se resumen en un juego.

Cuando un equipo impacta negativamente en la ronda regular como Vegueros, entonces gana la serie después de terminar 1-3 la brevísima ronda clasificatoria, en que el último juego de aquella vuelta fue apabullado por Venezuela y en el turno semifinal, otra vez contra los suramericanos, llegó al 5to inning perdiendo 0-5 y se impuso, “la cosa huele mal”.

No conforme, la Serie Nacional derrotó al Pacífico en el único juego en el que aguantó el pitcheo antillano ¿Es justo? No, tampoco que el Caguas, que se llevó el banderín en Culiacán, lo lograra como sucedió hace apenas horas.

La palabra que utilizan muchos “seguidores” de los equipos que ganan así es HOMBRADA, cuando la debiera ser “enanada”, calificativa de los que pierden tan bochornosa como estrepitosamente por sus equipos mejores y más completos.

Al margen del reconocimiento a quienes puedan ganar sin consideraciones previas de favoritismo, ausentes de sus plantilla los nombres, por lo menos de regular rimbombancia y fanfarria (caso serie nacional no aplica, no son profesionales del beisbol por jugar), cuando un “eléctrico” se cuela, aunque haya que destacarlo por el esfuerzo, se deben analizar con mayor intensidad crítica las razones que invirtieron la lógica y la apuesta ¿Cómo fue posible?

La respuesta está dada en la semifinal de muerte súbita, porque, tanto Vegueros el año antepasado como Caguas este, perdieron la Serie, entonces es obligatorio ver este tipo de victorias como pírricas, pero para el evento, y hay que buscar una solución rápido, porque, repito, a estas alturas, no contenta el viejo y gastado proverbio “una serie corta la gana cualquiera”.

Las series que nombré las perdieron los ganadores, realidad demasiado seria y demoledora como para seguir aplicando el sistema de juego que los convierte, de perdedores en campeones que no lo merecen ante el ojo crítico neutral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s