¿QUÉ PAGAN, ADEMÁS, CON LA FIRMA DEL INSTRUCTOR BONDS?

bonds y mattingly

Por Andrés Pascual

Lo tradujé del material de Bleacher Report que propongo más abajo:

“Espera un segundo, ¿A los 51 años de edad Bonds conectó más jonrones que Giancarlo Stanton, el mismo jugador que tiene 64 en sólo 219 partidos en las últimas dos temporadas, que fue el segundo puesto para el premio 2014 de la Liga Nacional de Jugador más Valioso? Aparentemente si.

http://bleacherreport.com/articles/2625231-barry-bonds-reportedly-beats-giancarlo-stanton-marlins-in-hr-derby-at-camp?utm_source=newsletter&utm_medium=newsletter&utm_campaign=mlb

Por otro lado, Diario las Américas puso en duda, en base “a fuentes dignas de todo crédito”, que fuera verdad la victoria de Barry en un “Derby municipal”:

http://www.diariolasamericas.com/4855_beisbol/3695145_jugadores-desmienten-el-triunfo-de-bonds-en-competencia-de-jonrones.html

Pero el propio Stanton dijo que sí y que él no perdió porque, “estuve en el team del artillero retirado”.

Cuando las cosas se manejan por gente acostumbrada a “esconder algo”, cuando se trata de acreditados sin ninguna transparencia, la famosa frase “hay gato encerrado” cobra todo su valor y esplendor…

En los Marlins no se puede creer, su dueño jamás pudiera pasar un test de detección de mentiras, lo ha demostrado a través del tiempo; parece que lo puso la Providencia en el camino del fanático del Sur de la Florida, para que engañe a un público que aparenta que ofendió a alguna divinidad y lo han castigado al Purgatorio eterno.

Barry Bonds fue contratado como instructor de bateo, yo no me opongo, porque el hombre tiene que ganarse la comida, estuviera necesitado o no (considerado el mejor bateador de la historia, nunca fue el mejor pagado). Yo no dudo que lo hayan “arrancado” en los procesos judiciales en que se ha visto, que no tenga un medio en los bolsillos, estado de cosas que no puede arreglar ni que haya abrazado a la religión judía.

En la pelota moderna, tan brillantemente opaca, tan amoral, tan indecente tan “bisnera”…muchos más tanes, es común que a sus asistentes los traiga el nuevo manager si se produce un cambio de dirección; es decir, “el puesto para el hombre”, si enseña o no, si mejoran los jugadores o no, es secundario.

La era Mel Harder en el pitcheo, de los famosos entrenadores de jardineros del Brooklin, que ponían a “tirar” hasta a un manco (lo hicieron con el cubano Amorós y le mejoraron la fuerza y la dirección sin convertirlo en Furillo) no regresará otra vez: del aula de colegio para un club de Liga Grande, de un torneíto en que un bateador nunca vio un cambio ni una recta bien pitcheada, a las Grandes Ligas y a dar palos o a meter ceros, que es lo extraño del proceso inconcluso.

Los directores quieren gente de confianza a su lado, que los escuchen, que les rían gracias, que les hagan buenos cuentos, que les alivien la amargura que produce la tabla de posiciones ligada a la mala racha en el terreno de juego; verdaderos paños de lágrimas a través del “cuchicheo”, eso buscan…

Sin embargo, la firma de Barry Bonds sugiere que no haya que preguntar quién lo trajo al club, ese contrato es de factura Loriana, el ex manager de los Dodgers nunca se hubiera atrevido ni a mencionar el nombre de las dos B por cuenta propia.

Durante dos campañas hicieron un experimento con Bonds: trabajó ayudando en el bateo a los Gigantes de San Francisco en períodos de entrenamiento primaveral. No se apreciaron resultados, porque no estuvo todo el tiempo observando y corrigiendo posibles errores de timming sobre todo.

Como parte del laboratorio para convertir figuras pecadores en arrepentidos candidatos al baño con Mr Clean, para que puedan optar por el Paraíso (Cooperstown), los Cardenales firmaron a Mark, que después ha estado con los Dogers a tiempo completo como entrenador oficial de bateo.

Hay que recordar que Mattingly viene de los Esquivadores, sabe cómo tratar con la infecto-contagiosa que padecieron los hombres que mencioné, que todavía mantiene peligrosas secuelas.

Barry Bonds pudiera resultar un buen entrenador, pero la experiencia indica que los estrellas no son buenos managers ni mejores entrtenadores, porque superan la capacidad didáctica obligada con la imposición de la propia experiencia, o porque no sean capaces de poder enseñar, que es un proceso intrínseco de perfil laboral o de academia la mayoría de las veces, un equipo como los Marlins requiere 65 % de instructor y 35 de maestro, que se complementen productivamente en el hombre hábil en la faena, respetuoso y respetado que influya con mirar, por lo que Barry pudiera ser un líder para ese joven colectivo si se lo propone y triunfa.

A través del tiempo, los clubes de Grandes Ligas han invitado a sus entrenamientos a ex jugadores estrellas, más como atracción de taquilla que como capaces instructores, lo hizo Oakland con Dimaggio, Atlanta con Spahn, los Dodgers con Koufax, pero esta vez Barry Bonds será entrenador oficial.

Si triunfara, si lograra mejorar a bateadores que prometen un mundo, habrá hecho historia como el primero de los grandes jugadores que se impone en tan difícil rol; si no, estará ahí como atracción taquillera para tardes de venta de memorabilia en el estadio o en los “malls” de la región.

Sobre todo, estará en el lugar necesario que contribuya a fabricarle una imagen diferente con la prensa y con el público a la que ha tenido hasta hoy, capaz de limpiarle parcialmente el camino al Salón de la Gama, al que pertenece y se vetó él mismo exigiéndose más de lo humano para, a fin de cuentas, ganar menos que otros que no fueron como él.

Informaron que tal vez Barry Bonds firme como jugador para batear designado en juegos interligas, al modo mío de verlo, no es pecado, al contrario, legal y de posible utilidad, lo que no puede cambiar la oficina del club es figurar como lo que siempre ha sido, acaso la más trasgresora de lo moral por tergiversar la noticia en la historia de las Grandes Ligas ¿Por qué no hablan claro? Ni para decir una verdad tan desnuda como infantil…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s